Health Topics

Llame a su proveedor de atención médica si usted o su hijo tienen dificultad para respirar, no están bebiendo suficiente líquido o tienen síntomas que empeoran.

Casi todos los niños contraen una infección por el virus respiratorio sincitial para cuando cumplen los 2 años. La mayor parte de las veces el VRS causará síntomas de enfermedad similares a los del resfriado, pero también puede causar enfermedades graves, por ejemplo:

  • Bronquiolitis (inflamación de las vías respiratorias pequeñas en los pulmones)
  • Neumonía (infección de los pulmones)

Entre 1 y 2 de cada 100 niños de 6 meses o menos con infección por el virus respiratorio sincitial podrían necesitar hospitalización. Aquellos hospitalizados podrían necesitar oxígeno, fluídos intravenosos (si no pueden comer o beber lo suficiente) y/o ventilación mecánica (máquina para ayudar a respirar). La mayoría mejora con este tipo de tratamiento de apoyo, recibe el alta hospitalaria en pocos días.

La infección por el VRS podría no ser grave cuando comienza. Sin embargo, puede agravarse después de unos días. Los síntomas tempranos de la infección podrían incluir:

  • Moqueo
  • Apetito reducido
  • Tos, que puede evolucionar a sibilancias

Los bebés que contraen el virus respiratorio sincitial casi siempre tienen síntomas. Esto es diferente de lo que pasa con los adultos, que a veces pueden infectarse y no tener síntomas. En los bebés muy pequeños (de 6 meses o menos) los únicos síntomas de infección por el VRS podrían ser:

  • Irritabilidad
  • Menos actividad
  • Apetito reducido
  • Apnea (pausas en la respiración)

Podría no producirse fiebre con todas las infecciones por el VRS.